Liga MX – ¡SE SALVARAN NO TENGO DUDA!

Hace tiempo tenía en la mente escribir acerca de la situación tan penosa por la que atraviesa el equipo más “popular” de México, pero me quise esperar hasta que terminaran su participación en la Liga para hablar más del tema deportivo que del extracancha. Ya saben, asuntos que tienen que ver con árnica y podólogas.

Mejor entremos de lleno a lo deportivo que es lo que a muchos nos interesa.

¿Qué es lo que le pasa a Chivas? Eso es lo que muchos nos preguntamos tanto simpatizantes como extraños. Aún no hay una respuesta convincente a dicha incógnita. Cuando pensábamos que con la llegada de Johan Cruyff todo iba a volver a la normalidad, nos equivocamos. Y no es que no haya funcionado el proyecto, sino que la poca paciencia del dueño y de la afición no pudieron rendir los frutos que se esperaban.

Desde que empezó este declive en el equipo, muchos empezaron a culpar a Jorge Vergara y a su esposa. Lo más fácil del mundo era culparlos por ser los dueños, pero conforme pasaba el tiempo, nos dimos cuenta de que en realidad la culpa era compartida ¿Por qué? Bueno, a los directivos deportivos se les pedía armar un equipo competitivo cada que llegaba el fin de un torneo, lo “hacían” y al final era pan con lo mismo: muchas derrotas, una victoria sufrida y un equipo humillado por los rivales.

La verdad es que no hay que ser un experto en el tema para contestar dicha pregunta. Todos los que han colaborado ahí en el interior del equipo tienen su parte de culpa: desde las malas decisiones de los dueños, el personal a nivel deportivo hasta la constante rotación de directores técnicos. Al igual que el debut temprano de jugadores de cantera, quienes no llevan un proceso adecuado de adaptación, ya que se piensa o se cree que son la solución rápida ante la escasez de juego.

No podemos dejar de mencionar también la compra de refuerzos “bomba” cada fin de torneo, quienes al final, decepcionan y frustran así como los jugadores de casa ¡Parece que se les olvidó cómo jugar al futbol! Ah, pero eso sí ¡Vivan las fiestas y las redes sociales! ¿Verdad Chatón?

Tal vez me faltarán más puntos por mencionar pero en estos momentos son los más relevantes que me gustaría destacar. Todo lo anterior, fue haciéndose una tremenda bola de nieve para chocar en el último partido del torneo pasado ante Monterrey donde sólo tenían que ganar los rojiblancos para clasificar a la fiesta grande del futbol mexicano. Pero no pasó nada ¡Como siempre!, ganaron los regios por la mínima y pues nada…. En aquella Liguilla clasificó el León como octavo y se coronó bicampeón. ¡De nada panzas verdes!

Aunque sabemos que el Guadalajara no aspiraba al título, hubiera sido un aliciente para la afición que está por demás golpeada. Pero bueno el “hubiera” no existe y en este Apertura 2014, el equipo empezó en la zona más temida por cualquier equipo: el descenso. A tan solo tres puntos del Puebla. Era una tristeza voltear a ver la tabla porcentual y ver en qué posición se encontraban, más que tristeza era deprimente y frustrante. ¿Quién no recuerda esos días cuando el club estaba en los primeros planos clasificando a Liguilla e incluso siendo campeón del mismo? Sí, yo sé que no podemos vivir por toda la vida de la historia del equipo con mayor tradición en México pero es inevitable no recordar esos ayeres.

Hoy la realidad es otra, esos años han quedado atrás. No debemos aferrarnos a frases como “Chivas es el equipo más ganador de México”, “Chivas ha exportado a los dos jugadores más importantes a Europa” o la mejor de todas “Chivas ha sido campeón con puros jugadores mexicanos cosa que otros equipos nunca lograrán”. Es un orgullo pregonarlas a los cuatro vientos pero ¿Qué creen? De historia no vive un equipo, ni una persona, ni una institución. Un equipo vive del día a día, de logros y campeonatos.

La historia está ahí con un negro capítulo como el que actualmente viven, pero estará esperando impaciente para agregarle cosas más felices y que llenen de orgullo. Ahí seguirá para recordarnos qué clase de equipo es: el club con mayor tradición, el más ganador del país quién lastimosamente ha sido alcanzado por el tan odiado rival. Pero eso no le quita –ni le quitará si es que llegan a superarlo en títulos– su lugar en la historia del futbol.

Ahora con el regreso de José Manuel de la Torre y su hermano Néstor de la Torre se espera que salgan de esa zona y salven la categoría. Todos tenemos la esperanza de que así sea y que en este mercado de invierno hagan una limpia de jugadores a consciencia, que vengan nuevos refuerzos que en verdad aporten y que sean necesarios en las posiciones que más necesita “El Rebaño” como lo es la línea defensiva, la media y la generación de juego.

Si llegaran a comprar nuevos jugadores, la afición rojiblanca les pide algo muy importante: jueguen por esos colores que portarán a partir del próximo torneo, pórtenlos con orgullo, jueguen por amor al deporte y no por obligación.

Y a usted señor Vergara sólo le pedimos una cosa: paciencia. Déjelos trabajar es gente que ama a la institución, que creció e hizo su carrera futbolística ahí. De verdad, hágase a un lado y verá cómo no solo el equipo se salvará, sino también su negocio.