[Brasil 2014] : México 3-1 Croacia . A Octavos

Ni el más optimista de los mexicanos pudo pronosticar que al término de la primera frase tendríamos esta situación. 7 puntos e 9 posibles. Haberle ganado a Camerún, Empatado ante Brasil y Triunfado ante Croacia. Es sin lugar a dudas de ensueño lo vivido con nuestra Selección.

Hoy el duelo era por demás complicado. Una selección europea dispuesta a sacrificar todo por el boleto a Octavos de Final.  De este lado “Piojo” Herrera sin salirse del guion. Mismo 11 que se ha venido utilizando en los últimos dos encuentros y la idea clara de ir por el triunfo. Hoy el empate nos favorece, pero si no queremos dejar dudas hay que demostrar que tiene el Tricolor.

La primera parte fue sucia. Mucho golpe, mucho roce, chispazos de Herrera que fue el comandante del equipo en medio campo, mientras que Croacia en los desdobles buscaba ser más. Poco o nada tuvieron los delanteros rivales ante una defensa que jugó a las alturas del partido. “Maza” Moreno y Márquez bien coordinados, mientras que Aguilar y Layún buscando bloquear los accesos por las bandas de los volantes croatas.

Herrera tuvo la más clara. Una triangulación entre Gio, Peralta y el propio Héctor que controló el espacio para sacar un zurdazo que pegó en el poste. Fue el primer aviso en la primera parte. Por su parte Perisic tuvo una chance para el conjunto croata. Un tiro franco a la portería de Guillermo Ochoa que se fue por encima.

La primera parte no daba un claro ganador. Era México quien había tenido el balón poco tiempo, pero con más efectividad. Croacia con espacios largos y contragolpes buscaba asustar en cierta manera al Tricolor.

La segunda mitad fue irreal. México quitándose las cadenas del juego “soso” que se podía plantear comenzó a atacar. Paul y Layún como volantes de ida y regreso. Menos sacrificio abajo, más aporte arriba. Una jugada de esas nos dio el primer aviso. Desborde por la banda de Aguilar, quiebre hacia adentro, luego hacia afuera y centro. Javier Hernández, que dicho sea de paso entró de cambio como revulsivo cae en el área, pero el balón le queda a Guardado, que sin pensarlo recibe y dispara. Srna vuela como portero y manda a tiro de esquina. Reclamos generales de México. Una mano clara del capitán croata le estaba privando a nuestra Selección poderse poner al frente. De ahí comenzó la oleada de jugadas.

2 tiros de esquina posteriores le valieron para el primer gol. Rafael Márquez se elevó por los cielos y remató anticipadamente a la defensa croata para mandar a guardar el balón con colaboración de Pletikosa (A qué cosa tan horrorosa). Era el gol que fungió como válvula de escape. Había sido mucho aguantar y ver el reflejo de todo un partido. Restaba gritar y cantar el gol.

La situación no paró ahí. Fue México quien a partir del gol buscó en los desdobles ser más y lo logró en su primera oportunidad seria. “Chícharo” recupera el balón retiene y cede para Peralta que siempre vivo cruza el balón para que Guardado, de muy buen mundial termine la jugada y mande a las redes el balón para el 2-0. La locura se hizo presente en Recife. Más claro no podía ser el marcador.

La fiesta parecía no terminar y así lo refrendó Javier Hernández quien tras un centro pasado apareció para ponerle 3 al luminoso y prender el carnaval en la Arena Pernambuco.

Perisic en combinación con Rakitic armaron una buena jugada que logró terminar el #4 del conjunto europeo para poner el gol de la honra.

La lamentable actuación croata se cerró con la expulsión Rebic, quien entró de cambio en la segunda mitad y cerca del final dio una patada a Carlos Peña, otro de los hombres que vieron acción en los segundos 45 minutos.

Cosas muy rescatables del conjunto mexicano. Sabiendo que el rival era más supo aguantar y en buen momento dio el golpe. Se volvió a reponer de una decisión arbitral infame y jugó con el ánimo de Croacia. Liquidó cuando lo tuvo que hacer y demostró que aunque individualmente carece de jugadores que tomen la batuta para hacerse pasar heroes demuestra que como equipo pueden dar buenas cosas.

Ochoa, Márquez, “Maza” Moreno, Aguilar, Herrera, Vázquez, Guardado y Peralta se llevan nota alta. Han demostrado que para Miguel Herrera las decisiones en sus posiciones no tienen duda.

Layún y Giovani vuelven a estar en la mira. Su nivel no es ni remotamente el que se les conoce. Para la serie de Octavos se requiere de los mejores y “Piojo” deberá irse a la cama con estas dudas.

La mala nota se la lleva “Gallito” Vázquez. Una amarilla en la segunda mitad lo priva de ver el duelo ante Holanda, rival en Octavos de Final para la Selección Azteca. Sería “Gullit” Peña o Salcido los reemplazos naturales para José Juan, sin embargo será Miguel quien tome la decisión de saber quien cubrirá la baja del hombre de Club León.

A festejar que no es para menos. México está en Octavos de Final. ¡Somos México!

Foto | FIFA