Selección Mexicana: Goleada 5-1 en casa

Llegó el momento de la verdad, el día en qué había que demostrar que el Azteca y que México estaban hecho de grandes cosas, para esto el estadio respondió llenándose a tope, mientras que la Selección dio el mejor resultado del año en casa.

El primer tiempo comenzó con mucho nervio, los primeros quince minutos fueron más de imprecisiones que de otra cosa. Hasta que al 18 en una jugada de rebotes, una pelota fue despejada por el portero en la línea dejando la duda para el asistente.

El Maza Rodríguez se encargó de reventar el travesaño en el minuto 24, pero al minuto 30 un centro espectacular de Luis Montes con parte externa de la pierna derecha, llegó al punto de penal donde el portero neozelandés no pudo despejar, dejando terreno abierto para que Paul Aguilar la colocará dentro.

La explosión de júbilo y alegría en el estadio no se hizo esperar.

Al 40, un centro por la banda izquierda casi se cuela en la portería tras una chilena de Raúl Jiménez y en la siguiente jugada, un tiro de esquina, fue el mismo delantero del América quien colocó el 2-0 parcial. El peligro no acabó ahí, Rafael Márquez y Luis Montes pusieron a temblar el arco de Nueva Zelanda.

El segundo tiempo fue una fiesta. Al principio, Wood casi descuenta para Nueva Zelanda pero un instante después Oribe anotó su primero tras una gran jugada de Layún.

Luis Montes y Carlos Peña abandonaron el partido para que Sinha y Escoboza entraran, aunque se sintió en el bajón de nivel en el equipo, hasta el 80 llegó otro enorme pase de Márquez a Layún que terminó en Oribe para anotar el cuarto.

Al 83, Rafael Márquez anotó el quinto y un minuto después Nueva Zelanda descontó para cerrar el marcador.

Al final, México cumplió parte de la tarea, ganar, golear y tomar confianza en casa para seguir en preparación para jugar en Nueva Zelanda y completar la tarea, que esto no se acaba hasta que terminen los 90 minutos restantes de los 180 totales, pero sin duda, un resultado que pueda llevar tranquilidad al otro lado del Pacífico.

Foto| mediotiempo