Selección Mexicana Sub-17: Caminando sobre Argentina y… ¡Estamos en la final!

Twitter| @ArtGonB

Otra gran demostración de la Selección Mexicana contra un rival históricamente muy complicado como lo es Argentina en todas las divisiones.

Los puntos clave:

  • Inicio intenso de partido. No iban ni cinco minutos cuando Gudiño ya atajaba un penal y México se iba arriba en el marcador con gol de Ochoa. Esos primeros instantes fueron la clave de todo el juego. De la falla a la gloria.
  • Argentina se dedicó a las patadas, codazos, clavados. Es una vergüenza que la selección de un país tan rico de talento tenga que recurrir a estas cosas. El árbitro terminó expulsando a dos de ellos, pero fácil hubieran podido ser otros dos. Los mexicanos controlaron sus emociones muy bien. La disciplina prevaleció en los nuestros.
  • Las pelotas a balón parado han sido muy importantes en este torneo. Lo comentaba en un post anterior, siempre van con una intención específica y cuando se logra concretar, como fue el caso del segundo gol de Ochoa, es realmente satisfactorio. Lo que hace Gutiérrez en este renglón es sobresaliente.
  • Trabajo en equipo. No hay una individualidad tan marcada que haga la diferencia. Todos buscan tocar la pelota y se aprovecha todo el terreno de juego. Me da la impresión de que México no quiso provocar de más a los argentinos para la segunda mitad, pues las patadas y el mal arbitraje podían provocar un daño innecesario rumbo a la final.
  • En los últimos minutos se entregó demasiado la pelota al rival que ya sin fondo físico poco pudo lograr, aunque en una jugada estuvieron muy cerca de acortar distancias. Pecamos de exceso de confianza.

La categoría Sub-17 logró su tercer pase a la gran final de una Copa del Mundo: 2005, 2011 y 2013. De ganarla nos instalamos entre los más ganadores en la historia del torneo junto a Brasil y Nigeria.

Es justamente Nigeria nuestro rival en la gran final tras haber derrotado 3-0 a Suecia.

Aquel equipo que nos venciera 6-1 en el partido de debut… ¡Tendremos revancha!

 

Foto| FIFA