Selección Mexicana: Gio y su verdad

Twitter| @ArtGonB

A un par de semanas del partido de ida en la repesca rumbo a Brasil 2014, Giovani Dos Santos abrió la boca para decir algunas verdades que incomodan por el tiempo y la forma.

Mis cuestionamientos al talentoso atacante mexicano serían: ¿Por qué no expresarse de esa manera cuando vienen a la Selección Mexicana? ¿A qué le teme si en teoría solo está diciendo la verdad?

En fin, estoy seguro que anotarle dos goles al Valencia levanta el ánimo y envalentona.

Gio y la mayoría de nuestros representantes en Europa son titulares, pasan por un buen momento y triunfaron alguna vez en su paso por cualquiera de las divisiones de Selección Nacional.

Mi teoría

El jugador mexicano en Europa tiene que adaptarse a nuevas posiciones dentro del campo. Casi ninguno de ellos juega donde pretendía jugar una vez que decidieron emprender el sueño europeo.

Por tal motivo, les cuesta adaptarse y hasta han tardado años en cumplir las expectativas. Por eso, una vez que se acoplan, temen a jugar en nuevas posiciones, pues a casi nadie le gusta salir de su estado de confort después de luchar tanto en conseguir estabilidad.

El futbol moderno ha creado este tipo de situaciones, donde pocos son los jugadores que se arriesgan o pueden cumplir multi-funciones por sus capacidades físicas, pero sobre todo mentales.

Es ahí cuando debemos preguntarnos, ¿En verdad los campeonatos juveniles y la medalla de oro en Londres 2012 cambiaron la mentalidad del futbolista mexicano?

  • Gio comentó que en Villarreal juega de “media punta”, mientras que en México lo ubican como volante por derecha. El problema es que los DT’s en México no son partidarios de usar sistemas con “medias puntas”. Aunque Gio se olvida que ha jugado con anterioridad en otras posiciones y sí rendía.
  • Guardado: En Valencia juega de lateral izquierdo, o sea, con menos salida al frente, mientras que en México (en la era Chepo) jugaba de volante por izquierda. En ambas posiciones perdió nivel, pues ha dejó de ser convocado y en su club ya está perdiendo la titularidad a causa de lesiones.
  • Héctor Herrera jugaba en la Selección Olímpica como contención con salida, en la era Chepo jugó algunos minutos como contención fijo y en Porto apenas le están encontrando acomodo.
  • Diego Reyes no está jugando.
  • Javier Hernández juega como “punta” en Manchester United y en la Selección juega de igual forma, a veces con funciones de “poste” o de “falso 9″ cuando está con Oribe Peralta. La diferencia es la calidad de los centros que le mandan y que con Oribe parece estorbarse en ocasiones. No es por defenderlo, pues a veces desespera de forma terrible con fallas infantiles, pero en México aún nadie es capaz de comprender sus movimientos dentro del área.
  • Héctor Moreno: Defensa central aquí y allá. Me parece un jugador demasiado discreto (tal vez ese sea su mal), pero cumplidor.
  • Guillermo Ochoa: Titular y muchas veces reconocido en Francia como portero de la jornada. Los últimos goles que recibió con Selección no fueron su culpa, pero bajo mi punto de vista no inspira seguridad en el arco. Es muy nervioso, sus salidas son angustiantes. Tuvo sus oportunidades y creo que las desaprovechó.
  • Javier Aquino: Juega de volante por derecha aquí y allá. Solo que ha lucido mejor vestido de amarillo porque los laterales suben lo suficiente como para apoyarlo o quitarle la marca de dos contra uno. Cosa que en Selección no sucedía.

Esta es la “verdad” de Gio, quien podrá tener razón con algunos jugadores que no juegan en su posición habitual, pero tampoco debe olvidar que el futbol actualmente necesita de la pluri-funcionalidad en el campo y de jugadores que acepten su responsabilidad en momentos de crisis.

Muchos seguimos esperando a que Giovani Dos Santos sea el líder que nuestra Selección Mexicana necesita, pero no reclamando de lejos y a unos cuantos días de los partidos importantes contra Nueva Zelanda.

Foto| laprimeraplana.com.mx