Selección Mexicana: ¡Salvados!… #Not

Al término del partido entre México y Costa de Marfil, al estar escribiendo esta colaboración, revisaba mis redes sociales y me sorprendió ver un inusitado pesimismo posterior al resultado de la comunidad en general, sin embargo, al analizar las acciones del partido, comprendí de cierta manera la razón.

Costa de Marfil ha sido un rival de mucho respeto desde la aparición de su generación de oro, encabezada por uno de mis jugadores predilectos: Didier Drogba, sin embargo, ayer el técnico decidió dejar sentadas a sus estrellas y enviar un equipo que decepcionó grandemente y con dos errores terribles e imperdonables, ayudaron a un equipo de México con dos goles muy rápidos, sin embargo, contrario a otras ocasiones, aún con un buen funcionamiento, el público no lo tomó como podría haberse pensado.

Indudablemente, como dice el dicho: “la burra no era arisca…” una hora antes del partido, la entrada en el estadio era peor que una entrada en el Omnilife en partido de Copa MX (como apuntó en su cuenta de twitter el comentarista de Televisa Raoul Ortíz) lo que señala una clara falta de confianza del aficionado y muestra que el castigo más fuerte se dio: en el bolsillo de la Federación y nos presenta un preludio de lo que podríamos llegar a presenciar este septiembre contra Honduras.

¿Qué el funcionamiento fue mejor? Si

¿Qué el rival fue inferior a los esperado? También.

Hasta que entró Drogba, Costa de Marfil era un equipo de caricatura, sin pies ni cabeza, y si dividiéramos como partido de pretemporada, en el primer juego México gana 3-0 contra un equipo de chiste, y en el segundo empatan a 1 contra una Selección mucho más seria.

Honduras será un rival muy diferente y la gente así lo percibe, aún con el juego tan “fácil” que se mostró ayer, contra los catrachos será de vida o muerte… así de fácil.

Nos leemos en @guruclef

 

Foto| Televisa Deportes