Selección Mexicana: El peor

Los números son el mejor reflejo para poder evaluar en el fútbol y casi en cualquier deporte. Siempre escuchamos “la frialdad de los números nos dice que…” y es la verdad. El poder interpetrar los números, nos puede dar una ventaja sobre los demás o saber tomar una buena decisión.

Hugo Sánchez quien hace apenas un par de meses declaró que a él no lo habían protegido tanto como lo hacían con Jose Manuel de la Torre tuvo una estadía en el banquillo mexicano poco acertada y si llena de irregularidades. En dieciocho encuentros que estuvo frente al TRI obtuvo un cuarenta y cuatro por ciento de efectividad producto de ganar ocho encuentros, empatar cuatro y perder seís.

Esos números y una Copa de Oro en donde a pesar de llegar a la final no la ganó en el 2007 bastaron para que los dirigentes le dijeran adios al mejor jugador mexicano en la historia, pero que como técnico no es un fuera de serie como lo era de jugador.

Sven Gorän Erickson llego a sustituir a Hugo y no lo hizo mal, de hecho mejoró el promedio si lo comparamos con el de “Hugol”.

Sven logró un cuarenta y seis por ciento de efectivdad, producto de seis victorias, el mismo número de derrotas y un empate. Es cierto, su estadía fue mucho menor que la de Hugo pero aquí lo criticable era el manejo de las situaciones y que no teníamos una identidad ni una idea clara de lo que se jugaba, si así como es hoy día.

José Manuel de la Torre este año tiene un paupérrimo promedio de 28 por ciento, producto de apenas cinco victorias en lo que va del año. Es decir, ha producido menos de la mitad de lo que produjeron Hugo Sanchez y Erickson y aún así hay quien puja por su estadía dentro del TRI.

Es claro que por menos el hilo se cortó por lo mas delgado y cortaron la cabeza de dos técnicos el ciclo mundialista anterior, pero ahora se exige que se rompa ese ciclo por la sencilla razón de que no hay ni pies ni cabeza, no existe una estrategia definida y los jugadores que se convocan están poco comprometidos para poder realizar tareas específicas y que en sus respectivos equipos si hacen.

Los números son claros, José Manuel de la Torre deberá irse este lunes, porque si a entrenadores con mas renombre internacional no pudieron sostenerlos, se entendería menos que lo ratificarán. Esperar al seis de septiembre es demasiado y puedes poner mucho dinero y fútbol en riesgo por ser terco y creer en un proceso que hoy ya no existe mas, que hoy debe de ser roto y renovado.

Ojalá De la Torre se fuera, pero no dejará ir su sueldo mensual nada mas por que sí, por lo que seguramente a partir del martes cobrará su indemnización, y se ira un largo periodo de vacaciones, mientras que deja a México a la deriva de una calificación que de no lograrse tiene nombre y apellido y todos los sabemos.