Sub20: Jugamos como nunca…perdimos como siempre

La frase anterior parecía haber quedado atrás en la Selección, pero este año vuelve como un fantasma del pasado tal vez para advertirnos un desastre o catástrofe. O quizá para ponernos los pies en la tierra por habernos subido a un ladrillo. Nadie sabe que pasa al interior en todas las categorías de Selección, pero algo sucede porque hay un desastre inminente desde dirección hasta jugadores.

No solo Copa Confederaciones se ha anexado como fracaso en la lista de González Iñarritu y José Manuel de la Torre, el día de ayer se añadió la eliminación de México Sub20 del Mundial de Turquía, el cual tras conseguir una victoria en el último duelo ante Malí con un marcador superior a dos goles y por la combinación de resultados que les dieron el pase a octavos de final, a México le tocó el favorito de la competencia España el cual representó un reto fuerte para el cuadro comandado por Sergio Almaguer.

El día de ayer el TRI salió al campo a dar su mejor partido donde, a diferencia de los tres anteriores, pasaron por encima del rival deteniendo su juego y aunque tuvieron la oportunidad de liquidarlos desde el primer tiempo, no fue suficiente ya que los últimos quince minutos fueron para “La Rojita” los cuales remontaron un marcador que parecía prácticamente imposible de ganar.

Los errores defensivos, las individualidades y una mala estrategia bastaron para quedar eliminados. Un primer tiempo que dejó un gol de ventaja, fue opacado por una segunda parte donde existieron los malos cambios y un juego donde solo se estuvo defendiendo el resultado cosa que España supo aprovechar con dos anotaciones en los últimos minutos de los noventa reglamentarios.

A diferencia del Mundial pasado celebrado en Colombia donde México logró conquistar el tercer lugar de la competición, en esta edición al TRI se les notó desordenado e individualista lo cual provocó que cayeran en muchos errores.

Héctor González Iñarritu, director de Selecciones Nacionales, confiesa que el futuro de Sergio Almaguer frente a la Sub20 es incierto a pesar de que le gustaría mantenerlo al frente, ya que esta selección va a ser la misma que participará en los Centroamericanos de Veracruz 2014, juegos Panamericanos, Preolímpico y Juegos Olímpicos 2016 así mismo dejó en claro que el objetivo de esta selección era superar lo hecho en el 2011, que no se trabajó como hubiera deseado en el objetivo y que existió una falta de profesionalismo.

México perdió tres partidos y solo ganó uno anotando seis goles en total. Se tenía mucha ilusión y confianza en este grupo, se había trabajado mucho y existía la necesidad de ganar, el plan era salir con todo. Hoy terminó su proceso, hay molestia y frustración en el cuadro mexicano a pesar de que se jugó un buen partido.

Almaguer era auxiliar de Juan Carlos Chávez durante el mundial de Colombia Sub20, al irse éste último, Sergio se quedó con “Chema” Ruíz e hicieron un gran trabajo calificando al mundial, un equipo serio. Cuando existen resultados como los obtenidos con la Olímpica y Sub17 se quiere ganar absolutamente todo en las demás categorías poniéndose objetivos altos, esa es la idea darle continuidad al proyecto de Sergio hasta Nueva Zelanda 2015.

Pero ¿Por qué siempre pasa lo mismo?

El error de todo directivo es no darle continuidad a un proyecto que venía funcionando casi a la perfección. Fue un error no mantener la base de jugadores campeones de aquel Mundial Sub17 celebrado en México, si no ese no era el plan inicial bueno al menos haber mantenido al DT que los llevó a ser campeones.

Si se quiere trascender, lo importante es esa palabra: continuidad.

Esperemos que no suceda lo mismo que al grupo de Giovani Dos Santos y Carlos Vela que, tras haber ganado el Mundial de Perú, muchos se quedaron estancados en ese momento y no pudieron mantener el nivel ni la personalidad de ese entonces para poder escalar a Selecciones Mayores o establecerse en sus equipos de origen.

Aunque nos dejaron con un mal sabor de boca porque no pudimos verlos jugar hasta su límite máximo, confío en que saldrán de este pequeño bache de su carrera y se van a recuperar: su mentalidad es la que los hace diferente a aquella Selección campeona de Perú. Ojalá ganen minutos en sus clubes y que sigan en el proceso de Selecciones menores para así próximamente verlos en Selección Mayor.

Foto | vanguardia.com.mx