Selección Mexicana: En busca de ser potencia

En los últimos años hemos sido testigos de diferentes hazañas por parte de nuestra Selección Mexicana de Futbol. Tal vez no muchas con el combinado mayor, pero en inferiores se está gestando una generación de futbolistas que cobijados por ellos podrían cambiar el panorama dentro de un futuro no muy lejano.

Somos un país de muchos sueños en el ámbito deportivo y sobre todo en el Futbol. No dudo que hayan escuchado o leído algo similar anteriormente. En Sudáfrica 2010, por ejemplo, se pensaba que se tenía a la mejor selección de toda la historia solo porque un puñado de futbolistas habían cumplido el sueño de jugar en el viejo continente. Lo acepto, yo también lo creí. Sin embargo, esta etapa es muy diferente, puede sentirse y visualizarse.

Con su llegada a la gran final en Londres 2012, la Selección Olímpica nos confirma que su proceso ha sido el adecuado y que la famosa planeación para buscar ser campeones del mundo en 2018 no era del todo mentira.

  • México es actual campeón de la Copa Oro y recuperó el mote de “Gigante de la Concacaf”. Por supuesto que con esto representará a la zona en la Copa Confederaciones de 2013.
  • México fue tercer lugar en la Copa del Mundo Sub-20 en Colombia 2011.
  • México fue campeón de la Copa Mundial Sub-17 en 2011.
  • México y su Selección de Tercera División fue campeona de la Copa de Naciones Sub-15.
  • México Sub-20 fue campeón de la Milk Cup 2012.
  • México Sub-22 fue campeón del Torneo Esperanzas de Toulon 2012.
  • Actualmente la Selección Olímpica logró asegurar medalla en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El obstáculo más difícil: cambiar la mentalidad del jugador mexicano, se ha logrado. No es una opinión; es un hecho. Ganar la medalla de oro rompería todos los esquemas, sería extraordinariamente motivante y una confirmación precisa ante los ojos del mundo de que estamos en busca de ser potencia.

Foto| Eltricolor.com.mx

 

Comentarios

  1. Javier Entar dice:

    La mentalidad del futbolista mexicano ha cambiado de eso no queda duda; fue verdaderamente espectacular verlos ir por el juego y no caer en el conformismo de aún podemos tener el bronce. La base de todo esto es la continuidad en el proceso, el no desesperarse, ser pacientes e ir paso a paso.

  2. Leandro Burgay dice:

    Este trabajo debe continuar porque el camino aún es largo y tortuoso. Si continuamos como vamos, México mandará al olvido todas las historias de fracasos para convertirse en un nuevo protagonista de contiendas inmemoriables.