México 3-1 Japón: México ya es de plata pero…

México ya es de plata, en el peor de los escenarios. Hoy, los jovencitos –y los no tan jovencitos- de la selección olímpica han logrado su pase a la final del torneo que se disputa en Londres.

La historia del triunfo de México pareció escrita por la pluma de Lewis Carroll. México comenzó totalmente fuera de ritmo, desatinado y alborotado. Comenzó siendo el mismo Tri que perdió hace tan solo unas semanas contra este mismo equipo.

Japón dominaba, por momentos sacaban a lucir un tiki taka digno del Barcelona. Japón era muy superior a México y a los 13 minutos reflejó esa superioridad en el marcador. Otsu tomó el balón y disparó espectacular a la izquierda de Corona, quien no pudo hacer nada para evitar que el balón se encajara en la red.

El fantasma volvía, México aumentó su nerviosismo después del gol nipón. Los asiáticos aumentaron el dominio, pero como en toda buena historia, los mexicanos no se rindieron ante la adversidad y siguieron adelante. Aparecieron, por fin, los jugadores que habían pasado casi desapercibidos en la justa olímpica.

El primero fue Marco Fabián. En un tiro de esquina, y tras una peinada, el 10 de Chivas remató con total libertad para poner el empate. A partir de ese momento la selección azteca mejoró. Tuvo mayor llegada y controló el juego. El juego llegó al medio tiempo y al Tri le cayó espectacular el descanso. Para la segunda mitad salió mucho mejor organizado. Japón había dejado de ser el dominador y México iba a la caza del pase a la final.

Aquí apareció el segundo personaje principal de la historia: Oribe Peralta. El delantero del Santos, quien había sido duramente criticado todo el torneo, sacó una pincelada de gol para poner a México más cerca del Oro. Luego de un rebote, el ariete no lo pensó dos veces y disparó. El balón salió directo al ángulo de la portería japonesa y la grada mexicana explotó en júbilo.

Los orientales no entendía los que pasaba, no se enteraron en qué momento fue que les arrebataron el juego. Luego segundo gol mexicano, Japón se volcó al frente buscando el empate pero los dirigidos por Tena ya preparaban el golpe final. Aprovechando que Japón jugaba muy arriba, México comenzó a jugar al contragolpe. Justo cuando el partido daba el último suspiro, la estrategia mexicana hizo efecto. Al minuto 93 y con un espectacular pase de tacón incluido, Cortés marcó el tercer gol nacional. México se aseguró el pase a la final.

La selección nacional hizo un partido muy inteligente. A pesar de salir muy mal al inicio, logró recomponer el camino y volver a desarrollar su fútbol. De a poco se hizo dominador del juego y, una vez más, goleó al rival. Este es México, esta es la selección que lo ha ganado todo en los últimos torneos.

México ya es de Plata, pero estos jovencitos nos han demostrado que no se conformarán con nada que no sea el Oro

Comentarios

  1. Leandro Burgay dice:

    Japón quiso repetir la dosis del encuentro de preparación, y por poco lo lograba al meter el primer tanto, pero México aprendió de los errores pasados y supo contrarrestar el estilo samurai. Los aztecas-mayas han puesto un freno a las aspiraciones niponas y de paso, se derribó una barrera que estaba a punto de burlarse del plantel, pero cayeron de la misma manera en que México se levantó. Felicidades.