Selección Olímpica: La apuesta por el delantero

A Principios de Junio cuando se dio a conocer la lista de los convocados por José Manuel de la Torre para los tres partidos amistosos y los dos partidos eliminatorios decíamos que en la delantera estaban Aldo de Nigris y Oribe Peralta y que ambos sabían que esta oportunidad representaba mucho para ambos pues se disputaban el boleto de avión rumbo a Londres.

En aquella ocasión di mi punto de vista en relación a que después de la lesión que sufrio Peralta era un dilema saber si sería convocado o no. Todo esto porque el jugador que milita en el Santos Laguna venía en extraordinario momento al ser un artifice de su equipo en el logro del título del pasado torneo mexicano.

Su hambre de gol y su momento futbolístico lo hacían el candidato ideal para acompañar a los jóvenes menores de 23 años rumbo a la aventura de tratar de conseguir una medalla por lo que él era el hombre ideal.

Ahora, cuando ya se ha recuperado pero en donde no había tenido minutos de juego vemos a un Oribe un tanto fuera de forma, tanto física como futbolística. En el partido amistoso contra el León no se notó su presencia y lo que es peor, se le vio perdido en el campo de juego, falto de conjunción y sobre todo son la confianza que antes tenía.

Es normal que esto suceda, sin embargo me parece que el tiempo no le va a alcanzar al mexicano. Son tres semanas que resultarán fundamentales para que Oribe pueda alcanzar de nuevo esa forma física que lo hicieron un goleador imparabale el pasado torneo.

No me queda duda de que el mexicano va a dar todo para volver a anotar y de manera constante, sin embargo existe el riesgo de que no consiga adquirir esa confianza y para eso será fundamental el próximo partido en donde de no anotar o de por lo menos no mostrar un mejor rendimiento seguramente las dudas empezarán a caer sobre él y sobre el mismo Luis Fernando Tena.

Para mí hubiera sido mejor que llevará a Aldo quien se encuentra en una mejor forma futbolística y física, sin embargo la desventaja del jugador de Rayados es que nunca había entrenado con el equipo de menores de 23 años cosa que Oribe si al momento de jugar el torneo Panamericano el año pasado.

La apuesta del delantero fue por Oribe Peralta, una apuesta arriesgada pues es el encargado de encajar los goles en la portería contraria, sin embargo no podemos dejar de decir que es, hoy día, una auténtica incógnita saber si Peralta logrará recuperarse y ser ese delantero que necesita esta Selección Olímpíca.

¿Cual hubiera sido su apuesta si estuvieran en los zapatos de Luis Fernando Tena?

Foto: mimorelia.com