Selección Mexicana: Potencias no son pero se les debe respetar

El día de ayer en el Estadio Azteca se llevo a cabo el primer partido de México con miras a Brasil 2014.

Todo estaba listo para recibir al numero 104 del mundo según la FIFA, Guyana lucía como una víctima segura y en donde México pudiera demostrar todo el poderío ofensivo en manos de Aldo De Nigris y Javier Hernández quienes por primera vez salieron como titulares al campo.

Para sorpresa nuestra el equipo nunca se acomodó jugando de esa manera y termino por se inoperante y a pesar del triunfo se dejo con un muy mal sabor de boca a pesar de la victoria mexicana por tres goles a uno.

Históricamente a nuestro país siempre le ocurre que en las eliminatorias sufre y en demasía para poder clasificar a una copa del mundo. Son raras y contadas las ocasiones en que México ha podido clasificar con tranquilidad a una justa mundial. La ultima vez que recuerdo que no se sufrió de manera angustiante fue en la era de Ricardo La Volpe donde se puede presumir que calificamos caminando.

Ayer al TRI le vuelve a ocurrir lo mismo, es favorito, de acuerdo a los hombres en el campo es infinitamente superior pero algo ocurre que la confianza y sobre todo la soberbia de algunos por saberse superiores termina por jugar en contra y no a favor de los nuestros.

Ojalá José Manuel de la Torre saque el carácter y ayer haya entendido que las eliminatorias se juegan diferente. Hay que entender que todos los equipos le juegan a muerte a México sin importar las futuras consecuencias. Hay muchos países de nuestra zona que lo que menos les importa es calificar al mundial y el único objetivo es ganarle a México.

Nuestra Selección ayer no pudo demostrar su inmenso poderío frente a un equipo débil y que a pesar de que se esperaba que salieran a dar patadas por su inocencia o su inoperancia al momento de jugar fútbol, la realidad es que México fue inoperante, perdió la paciencia y con esto no hayó la forma de hacer mas daño al equipo rival.

Desde el inicio de esta gestión, he pensado que ésta selección puede ser de las mas exitosas en la historia de nuestro fútbol, desde los jugadores que forman parte de la Selección hasta el cuerpo técnico que ha demostrado jerarquía, liderazgo y disciplina sobre los jugadores. Pero ayer fue uno de sus partidos para el olvido, donde se jugo mal y no se obtuvo un resultado adverso porque el rival era, dicho con todo respeto, muy malo.

Esperemos que solo haya sido eso, que José Manuel haya entendido que su estrategia no funcionó, que hay mucho por mejorar, y que si bien en esta eliminatoria no se enfrenta a las potencias del mundo, si nos enfrentamos a rivales que dan todo por vencer a México al precio que sea, al costo mas elevado si es preciso.

Comentarios

  1. Leandro Burgay dice:

    No redundes la frase a pesar de la victoria. Mejor escribe Apesar del triunfo por 3-1, se dejó un muy mal sabor de boca.