México 1 Panamá 0: Un concierto de bostezos

México llegaba calificado al encuentro y Panamá sin posibilidad de avanzar de ronda. Para que los mexicanos no quedaran como primer lugar de grupo debían perder por nueve goles, por lo menos, cosa que parecía imposible incluso desde que terminó el partido anterior contra Honduras. Con todos estos factores rondando por la cabeza de Luis Fernando Tena, decidió jugar con un cuadro alternativo, con lo que presentó seis cambios con respecto al cuadro titular. La consecuencia de esto fue un concierto de bostezos.

Estaban los mexicanos con el uniforme completamente negro mientras que los panameños jugaron vestidos de blanco. Saltaron al campo, se escucharon los himnos e inició el encuentro. Por segundo encuentro consecutivo, México no dominó el inicio del cotejo, sino sus rivales. Pasaron 10 minutos y hubo una mano de Araujo dentro del área pero no se marcó. Después un par de atajadas de Liborio Sánchez nos hicieron pensar que habrían problemas en la defensa, lo cual fue cierto durante un lapso del encuentro. Cerca del minuto 37 pasó lo más entretenido del encuentro, el árbitro del encuentro cayó de espaldas, la tribuna rió, el estadio despertó y no hubo más en el primer tiempo.

Para el segundo tiempo, Tena hizo dos cambios, salieron Reyes y Ponce, sustituidos por Jiménez y Chávez. Con esto la defensa mexicana se vio mejor y el partido empeoró. Cayó la monotonía de pases sin arriesgar, nula profundidad y por si fuera poco, los canaleros dejaron de crear peligro. Marcó Fabián parecía la esperanza para el tricolor, al entrar por Cabrera, pero no fue así.

Habían más bostezos que llegadas de peligro, Erik Torres parecía pared de frontón, el juego por las bandas de Aquino y Cortés no existió y Fabián nunca apareció. Finalmente, al minuto 90, en una jugada dentro del área panameña, el “Cubo” empujó el balón a las redes para decretar la marcha perfecta del TRI, tres victorias en el mismo número de juegos, con una diferencia de +10.

Sin duda alguna, Luis Fernando Tena y José Manuel de la Torre sacaron muchas conclusiones respecto al partido, la primera de ellas debe ser que el equipo titular debe ser el que jugó contra Trinidad y Tobago y contra Honduras y no el de hoy. Liborio fue confiable en la portería cuando fue exigido y no se equivocaron en dejarlo de titular.

El próximo partido será el sábado, frente a Canadá, en el juego más importante del preolímpico, ya que el equipo que salga victorioso se lleva el boleto a Londres 2012 y, en lógica consecuencia, el vencido se irá a casa con las manos vacías.

Foto | Steve Lopez/JAM MEDIA

Comentarios

  1. Leandro Burgay dice:

    3er escollo superado. Se jugó a medio gas y se notó porque no entraron muchos de los titulares, aunque se presupuestó por lo del descanso a varios de ellos; ya tros tenían que cuidarlos por lo de las tarjetas amarillas. Ahora viene Canadá, que será un hueso duro de roer, y más porque dejó fuera a los yanquis. Vamos con todo por ese boleto a Londres.