El Baúl de los Recuerdos: El portero peor vestido

Después de una larga sequía de no participar en torneos internacionales para la Selección Mexicana debido a la suspensión de la cual fue objeto México para no jugar el mundial de Italia 1990, se llegó aquel gran año como fue el de 1993.

Ese año, volvíamos a disputar una eliminatoria mundialista después de mucho tiempo de no hacerlo y para eso también estrenábamos técnico en la figura de Miguel Mejía Barón quien fue escogido después de que había sido cesado del cargo a Cesar Luis Menotti quien en realidad, para mi, fue el verdadero gestor del cambio de forma de juego para México.

En aquellos tiempos empezó a surgir una figura un poco extraña en la delantera del club Universidad. Respondía al nombre de Jorge Campos y en uno de los primeros partidos que le vi a este jugador, no le vi nada extraordinario, nada fuera de lo común.

Sin embargo, lo que lo hacía un jugador fuera de lo normal, no eran sus aptitudes para meter goles si no que su real potencial estaba, si en la portería, pero no en la contraria si no en la propia ya que lo que él quería era defender el arco.

El debuto en Pumas, cuando llego a este equipo el portero titular era Adolfo Ríos entonces al ver complicado su debut pidió la oportunidad en la delantera y en la temporada 89-90 anotó 14 goles y estuvo disputando el liderato de goleo en ese torneo.

Cesar Luis Menotti, que en aquellos tiempos era el director técnico nacional le dio su primera oportunidad y de ahí ya no soltó la titularidad en la portería de la selección nacional en donde fue titular en los mundiales de Estados Unidos 1994 y Francia 1998, fue llamado como tercer portero para el mundial de Corea – Japón en el 2002 y fue auxiliar técnico de Ricardo LaVolpe en el mundial de Alemania 2006.

Fue un portero con un alta popularidad, llego a ser estrella de la marca “Nike” e hizo comerciales al lado de grandes personalidades del fútbol en su momento. Incluso eran seguidas las invitaciones que recibía para jugar en partidos homenaje a grandes futbolistas.

Pero, ¿Que llamaba la atención de él?

Era un portero con grandes reflejos, sus salidas generalmente eran seguras y el se jugaba el físico sin importarle las consecuencias. Lo importante era que la pelota no entrara, pero eso es lo mínimo que le puedes exigir a un portero. Campos daba un extra, muchas ocasiones hacias las funciones de un último defensa debido a sus cualidades con los pies que en aquellos tiempos no era muy común.

La FIFA a principios de los años noventas y como consecuencia de lo aburrido y soso que fue el mundial Italia 90 tomo la decisión y la hizo regla. El portero no podría tomar la pelota si esta venía tocada de un jugador de su mismo equipo. Para poder jugar la pelota la tendría que hacer con los pies por lo que los porteros tuvieron la necesidad de saber jugar la pelota con los pies y usar éstos no solo para despejar.

Campos junto con el colombiano Rene Higuita fueron de los primeros que jugaban de manera extraordinaria con los pies. De hecho a Campos se le empezó a conocer el mundo como el “Higuita” mexicano, pero de a poco el mismo Jorge se ganó un lugar dentro de la historia del fútbol.

Pero hablabámos de dos características de este jugador, uno era la habilidad en los pies y la otra era la forma de vestir. Sus uniformes eran coloridos, llenos de colores llamativos lo cual rompia el paradigma de que el portero debia portar un uniforme serio.

Sus uniformes llamaron la atención tanto, que diseño su propia linea de ropa y sus uniformes eran portados con todo orgullo por jóvenes y niños en su época a pesar de que el diseño de éstos no era del todo uniforme y muchas veces rayaba en lo ridículo pero el carisma y el talento del llamado “Brody” hacían que el uniforme fuera bien visto.

Campos es un referente en nuestro fútbol, dentro y fuera de la cancha lo demostró ya que a pesar de ganar muchísimo dinero en su época nunca perdió la humildad y muy frecuentemente se le veia jugar en su cancha favorita, la arena de las playas de Acapulco, donde jugaba con sus amigos cuando tenia vacaciones.

Siempre fue muy cercano a la gente, y muy sincero. Rara vez tuvo malas actuaciones, pero cuando se tenía que asumir la responsabilidad, lo hacia sin ningún problema lo cual lo acerco aun mas a la gente tanto que lo convirtió en un ídolo.

Jorge Campos Navarrete el portero peor vestido, pero el portero mas seguido por jóvenes y niños, el portero que cambio la forma de jugar fútbol en su posición, un portero que sin duda marco época en el arco de la Selección Nacional.

Comentarios

  1. Javier Entar dice:

    Sencillamente cuando era niño quería ser portero motivado principalmente por Jorge Campos, gran post.

    1. Jü@n dice:

      Fue un ícono para la niñez y juventud de aquel entonces… el objetivo es ese, recordar, y a las nuevas generaciones darles a conocer a grandes jugadores q a lo mejor no conocieron.

  2. Gigio Gálvez dice:

    Al igual que el buen Javier Entrar, fui fan de Campos desde chico, recuerdo que empezaba a ver fútbol y él ya era el arquero nacional. Como bien mencionas, tal vez no era el mejor jugador físicamente pero era muy difícil vencerlo en el mano a mano y manejaba muy bien los balones en el aire, pero la atajada que mejor recuerdo de él, fue en el mundial del 98 en un disparo de Klinsmann cuando el partido estaba empatado, me hizo soñar. Como siempre, gran post, sobretodo por hacernos recordar grandes cosas!

    1. Jü@n dice:

      Tremenda atajada aquella, asi como la que le hizo a Santos en la final contra el America en CU… un disparo que atajo y el cual representaba el título americanista…

      que bueno que te gusto

  3. Carmen Ortega dice:

    Un gran post, me hizo recordar mi niñez! es de los jugadores que más recuerdo de esa época, de los mejores, sin duda.

    1. Jü@n dice:

      El objetivo es ese Carmen… recordar grandes jugadores o grandes encuentros es el objetivo de esta columna… :)

  4. Patricia dice:

    Que recuerdos,en cuanto a la Selección se refiere, recuerdos difícil de olvidar por los resultados que arrojaron…Jorge Campos portero y delantero con su sello inolvidable ,todos los niños en esa epoca imitaban y querían ser Campos,en lo personal me hubiera gustado tenerlo  más tiempo,pero su paso por Tigres fué muy fugaz y no con muy buenos resultados.
    Pero su misma sencillez y su atevida forma de jugar lo convirtió en ídolo y ahora cómo comentarista ahí está….Jorge Campos.
    Excelente post.