El Baúl de los Recuerdos: Remembranza a Oswaldo

Fue en septiembre de 1973 cuando en Guadalajara, Jalisco nacía un hombre que haría historia en el fútbol mexicano ya que sería un líder por naturaleza y ese mismo liderazgo lo llevaría a grandes latitudes durante toda su carrera.

Siendo un niño decidió inscribirse y enrolarse en las filas del Club Deportivo Atlas donde empezó a desarrollarse en la dura profesión de futbolista y él mismo decidió tomar la difícil posición de portero sabiendo que para brillar en ese oficio debía de ser de los mejores porque la competencia deportiva así lo exigiría.

Firmó su primer contrato en el año de 1993, y empezó a destacar en las diferentes categorías de selecciones nacionales. Tanto en la categoría sub-20 como en la sub-23 fue referente y titular en varias ocasiones.

Oswaldo Sanchez en su debut con el Club Deportivo Atlas

Para el año de 1994 ya había despertado el interés del medio, todo mundo empezó a hablar de Oswaldo Sánchez y en esa temporada fue nombrado el mejor portero de la liga. Era claro que el muchacho se iría pronto de Atlas al llamar poderosamente la atención por sus cualidades que eran la agilidad, los reflejos, además de su tremendo liderazgo que muy pronto lo llevo a ser referente del llamado club rojinegro.

En el año de 1996 Oswaldo ficha por el club América. Se decía en aquel entonces que él tomaría la estafeta que muy pronto dejaría Jorge Campos en el seleccionado nacional e incluso es llevado a su primer mundial que se desarrollo en Francia en el año 1998 aunque fue portero suplente.

Dejo al América en el año de 1999 y es fichado por el Guadalajara y en este club es contratado para ser el portero titular. Dicho reto lo toma con alegría ya que significaba regresar a su ciudad natal y con un club con el cual haría historia.

Oswaldo se convirtió en ídolo indiscutible y fue referente y símbolo del llamado “Rebaño Sagrado” hasta el año en que consigue su primer campeonato, esto sucede en el año de 2006 justo después de haberse desarrollado el mundial en donde fue titular. Alemania 2006 significó su consolidación como portero. Logró su dos máximos sueños, ser titular en un mundial a pesar del lamentable fallecimiento de su padre que ocurrió días antes de su debut como portero mundialista. Además de que en ese mismo año fue campeón con el club Guadalajara y tuvo el honor de levantar el trofeo de campeón como gran capitán del cuadro rojiblanco.

Despúes emigro al club Santos Laguna donde también ha sido referente y a pesar de su actual edad sigue mostrando un gran nivel, el cual le llevo a recibir un homenaje el pasado martes con la Selección Nacional.

“San Oswaldo” como se le dio el mote en Guadalajara y en la Selección, siempre tuvo grandes actuaciones. Siempre mostró carácter, garra y a pesar de tener buenos y malos momentos en el TRI, fue uno de los consentidos de la afición por su misma entrega y amor a la camiseta.

La garra y el liderazgo que mostró siempre en cualquiera de sus equipos, además de la gran calidad para detener sendos disparos, hacer el famoso “Cristo” cuando tenía los mano a mano con cualquier delantero y sobretodo el saber ordenar a una defensa o dar un llamado de atención a tiempo a un compañero siempre fueron sus grandes cualidades.

El martes pasado se despidió de la Selección, se ha ido un portero con gran historia y que desde el 31 de agosto de 1996 defendió con gallardia el arco tricolor. Gracias Oswaldo, por los buenos momentos. Eres humano y también te equivocaste en el arco, pero el único portero que no se equivoca es aquel que no juega.

Oswaldo Javier Sánchez Ibarra, “San Oswaldo”, tienes un lugar entre los grandes porteros, tienes un lugar en la historia del fútbol mexicano.

Comentarios

  1. Javier Entar dice:

    Gran post, “San Oswaldo” ídolo de muchos niños, jóvenes y adultos en este país.

  2. Gigio Gálvez dice:

    Creo que tendré que cambiar sobre quién poner “en la mira” jajaja… 

    Siempre ha sido mi ídolo, porque coincidió que empezaba en Atlas con que yo empecé a ser aficionado de ese club. Me dolió mucho que se fuera al América, a Chivas no tanto, no sé por qué, tal vez porque un primo lo idolatró igual o hasta más que yo…

    Recuerdo la copa confederaciones 2005 (donde fue el mejor portero del torneo) cuando saca en un doble remate un gol cantado de Grecia y hasta parecía que sacaba el balón con la mirada, después que se paseara por toda la línea de gol…

    En fin, termina el ciclo de un enorme de la portería mexicana

  3. gdlmat dice:

    Conta,
    Oswaldo Sánchez fue un arquero que cuando defendía al Atlas lo odie. Cuando se fue el América se fortalecio dicho odio deportivo, sin embargo, al principio cuando llego a Chivas, no lo acepte de inmediato, sino que poco a poco se gano el cariño de los aficionados Chivas, a base de sus actuaciones. Puedo presumir que vi toda su carrera. Fue grato recordar la trayectoria futbolistica de Oswaldo Sánchez Ibarra.