Selección Mexicana: El baúl de los recuerdos

Corría el año de 1999, a México le tocaba organizar un torneo oficial de FIFA, el cual era llamado la Copa Confederaciones en donde venían las selecciones campeonas de cada continente.

Los participantes fueron, México, Estados Unidos, Bolivia, Arabia Saudita, Egipto, Nueva Zelanda, Alemania y la poderosa Brasil.

Recuerdo que en las noches cuando jugaba México mi papá y yo nos sentabamos juntos a ver los juegos. Hicimos muchos corajes con el equipo que dirigía Manuel Lapuente cuando no se le pudo ganar a Egipto y cuando apenas con la mínima diferencia se le pudo ganar a Bolivia.

Mientras tanto, yo también observaba con mucho detenimiento a Brasil y a Alemania. Brasil venia con una selección alternativa, con muchos jóvenes menores de edad y entre ellos venía un chico maravilla (si como lo es ahora Neymar) al cual apodaban Ronaldinho. “Es un genio” le decía yo a mi papá.

México traía en sus filas a Cuauhtemóc Blanco, Rafael Márquez, José Manuel Abundis, Pavel Pardo, Francisco Palencia, el eterno Claudio Suárez, Miguel Zepeda, Ramón Ramírez y en la portería el inigualable Jorge Campos, ¿se acuerdan?, un equipazo.

México llego a la final y días antes de dicho evento en donde se enfrentaría a Brasil, al Brasil de Ronaldinho, recuerdo perfectamente que el día de la final, que fue un cuatro de agosto de ese 1999, fue de gran nervio para mi, el día pasaba lento en la escuela mientras todos esperábamos el gran momento. México en la gran final de un torneo.

Llego la noche y el tan esperado evento, México portaba un hermoso uniforme tradicional, mientras que Brasil se veia seguro y sobrio, mas sin embargo no se notaban confiados. Respetaban mucho a México.

Inicia el juego y rápidamente Miguel Zepeda en el minuto 12 anota el primero para México. Nunca antes me había fundido en un abrazo con motivo de un gol como ese dia con mi padre. “Gooooooool!!!, gritalo hijo!!” eran sus palabras.

Pasada la emoción se vino el poderío brasileño. Pero de nuevo en una descolgada José Manuel Abundis, quién le estaba aprendiendo y mucho a José Saturnino Cardozo en el Toluca, no falla y anota el dos goles por cero. La locura en casa, hasta mi mamá que no gusta de fútbol lo grito. Increible, minuto treinta del primer tiempo, mirabas el marcador y si, no era un sueño, México 2 – 0 Brasil.

Márquez daba cátedra de como marcar a Ronaldinho, lo traia a raya, mientras Suárez se encargaba de organizar a los demás. Casi al final del primer tiempo el descuento por un penal hacen que los brasileños se vayan al descanso con la diferencia de un gol solamente. Ese gol dolió mucho por el minuto y por que apago la emoción que existía en el estadio.

Empieza el segundo tiempo y vuelta a la realidad, Brasil nos anota el segundo a los dos minutos de juego. La tristeza nos empieza a embargar y también los fantasmas del fracaso se empiezan a asomar.

De nuevo Zepeda nos  hace soñar y al minuto siete del segundo tiempo vuelve a poner a México arriba. A soñar señores, si se puede!!!

Era el turno del odiado y a la vez querido Cuauhtémoc Blanco quien hace su aparicion y al minuto 61 hace el cuatro goles a dos. “Siiiii!!! viste que gol?, este hombre es un crack!!” le decía yo a mi papá sin importarme que jugará en el equipo que mas odio en esta vida.

Pero un minuto después Brasil anotaría el descuento. Pero ya no les alcanzaría para mas. México campeón!!

Cuauhtémoc bailando el jarabe tapatío, el trofeo en el pasto y los jugadores corriendo hacia él. Lapuente dando gracias al cielo por el triunfo obtenido. Las lágrimas de Ronaldinho que dos años después fuera figura de Brasil en el mundial Corea – Japón 2002, son imágenes que nunca se me van a olvidar.

Me parece que este partido fue el que nos dió la pauta para creer en nuestro fútbol, para entender que jugando bien se le puede derrotar a cualquiera, para darnos cuenta del sabor dulce de un campeonato a nivel selección mayor.

Este campeonato es el mayor logro que ha tenido México a nivel de selección mayor. Se pueden decir muchas cosas, Brasil y Alemania no venían con sus estrellas, que si el grupo de México era demasiado débil, pero la realidad es que México fue campeón y ese trofeo representó mucha alegría, mucha satisfacción a un pueblo que nunca había experimentado el sabor de un campeonato.

Por cierto, México le hace los honores a Brasil el próximo martes en Torreón, ¿Que tal les caería a Neymar y compañia una clase de jarabe tapatío?

 

Fotos| MedioTiempo

Comentarios

  1. gdlmat dice:

    Conta,
    En ese 1999 vivía en Guadalajara, de hecho compre toda la serie para ver a Brasil en Copa Conferederaciones. Recuerdo por parte de Brasil a Ronaldihno, en ese entonces les dije ” el va a ser una figura mundial, será de los mejores jugadores en el Mundo”. Todos los que me escucharon en el Estadio se burlaron de mi, me dijeron de todo. El tiempo me dió la razón. Sabia virtud de conocer el tiempo, gracias por compartir este recuerdo con tus lectores.
    Una gran Selección Mexicana, que fue creciendo partido a partido…. hasta llegar a ganar la Copa Confederaciones…..buenos jugadores pasaron por el Tricolor.

    Saludos!

  2. Fede2 dice:

    en el 99 de hecho la vi con toda la familia y fue cuando Ronaldhino apenas despegaba! que buena nota! en seiro!!! felicidades.

    les dejo acá algo que me encontré en la calle que me hizo el dia http://on.fb.me/pogciK

  3. EligioCorrea dice:

    ¿Desde el 99 ya estabas impregnado de las falsas esperanzas? Ja, ja. Se ganó y es uno de los mejores partidos de Copas Confederaciones. ¡Gran columna Juan!

  4. Alejandro dice:

    creo que ha sido una de las veces que más me he emocionado con un partido de la selección, con este y uno contra Brasil también en Confederaciones antes del mundial de Alemania! aún recuerdo como grite con cada uno de los goles y la preocupación que entro en mi cuando empató Brasil. Sin duda se extrañan esos tiempos… ojalá que el martes veamos un excelente partido, como a los que nos tienen acostumbrados México y Brasil, como olvidar el 3-3 en el Jalisco de hace algunos años, ahora no tenemos a los mismos jugadores de esa epoca, pero tenemos jugadores que tienen potencial.

    Saludos