Análisis: México vs Polonia

Es la primera ocasión en la que México juega en Polonia. En general, tiene resultados negativos jugando en Europa. Han jugado 52 partidos en tierras europeas: 11 ganados, 13 empates y 28 derrotas. A favor, la era Chepo De la Torre ha sido testigo de un México invicto.

La alineación inicial incluyó a Talavera y a Sinha, dejando fuera a Guillermo Ochoa y Giovani Dos Santos. De la Torre no para de dar oportunidades a sus pupilos. Esto fue clave.

El parado táctico fue un muy claro  4-2-3-1. La línea defensiva habitual, salvo que Rafael Márquez ya se está siendo víctima del cambio generacional, apareció en la banca mexicana. La sorpresa en medio campo fue la incorporación de Jesús Molina, en el lugar de Israel Castro. Guardado por izquierda, Sinha por el centro, Barrera por derecha. El enorme Chicharito al frente.

Durante el primer tiempo México fue superior. Es sobresaliente como tiene México perfeccionado el trabajo en ambas bandas. Salcido y Guardado por izquierda; así como Efra y Barrera por derecha. Casi todos los ataques de México fueron por las laterales. Además, con un hombre como Chicharito al frente, se explota con mayor peligro.

Sin embargo no todo es positivo. Comencemos desde atrás.

Talavera no es un portero muy confiable. Parece ser que De la Torre aún desea que se consolide en el arco mexicano, sin embargo, dudo mucho que así sea. En adelante debería estar como segundo o inclusive, como tercer portero.

Efraín Juárez falló en repetidas ocasiones en defensa. Por el esquema del Chepo, Efra juega como lateral, sin embargo, es un jugador que se caracteriza por su mayor aporte ofensivo. Simplemente en defensa queda a deber. Su posición ideal sería en medio campo, como contención adelantado, o como mediocampista por derecha.

Sinha desapareció. Simplemente Sinha ya no está al ritmo de un equipo tan juvenil. El México de hoy es muy rápido en sus recorridos, en sus pases y en su manera general de jugar. Desafortunadamente el talento de Sinha en ocasiones no es suficiente para emparejar el ritmo del resto del equipo.

México se mostró superior en el primer tiempo. Polonia jugaba al contragolpe y lo hacía muy bien.

A pesar del dominio mexicano, en una descolgada por derecha Brozek remata un centro. El delantero polaco corrió 5 metros para ganarle la espalda a un Juárez que nunca supo en dónde se encontraba.

Cuatro minutos después México encontró el empate. Chicharito recibe con el pecho un centro de Andrés Guardado, inmediatamente remata de pierna izquierda y el balón terminó en las redes.

A partir de ese momento, México el partido se tornó un irregular, idas y venidas, pero ninguno de los dos equipos pero sin claridad para ninguno.

Para el segundo tiempo salió chicharito, en su lugar entró Aldo DeNigris. El esquema de Chepo seguía igual. Sin embargo, con la salida de Hernández,  México perdió en ataque. Aldo es un delantero de mayor fuerza, muy buen rematador y excelente jugando como poste. Sin embargo, fue complicado el conectar con los compañeros.

Como resultado de lo anterior, los polacos obtuvieron ligeramente el control del juego durante los primeros 15 minutos del segundo tiempo. A partir de ese momento, el ritmo no tan veloz de DeNigris, fue clave para que Sinha comenzara a aparecer. Era muy tarde. Cinco minutos después Giovani entró de cambio por Sinha.

El partido tuvo un cambio drástico cuando al minuto  69 Obraniak fue expulsado por una agresión a Hector Moreno.

A partir de ahí México creció. El dominio se volvió total sobre los polacos. La entrada de Giovani devolvió la velocidad por el centro a los verdes. Además hubo un cambio de táctica clave. Giovani, Guardado y Barrera comenzaron a rotar posiciones entre sí. El resultado, una defensa de Polonia desconcertada. México comenzaba a llegar más y mejor.

A pesar de que México mejoró en ataque, no pudo definir sus oportunidades.

Fue un partido en el que México comenzó bien, después, se descompuso un poco y al final mostró su mejor fútbol. El único aspecto negativo, por así decirlo, fue que no lograron anotar el segundo gol. A pesar de esto, cada partido México juega más sólido, conocen a la perfección el esquema táctico del Chepo, así como las variantes que maneja. Esta selección va por muy buen camino.