Previa México Uruguay

Pocos eran los que, al principio del certamen, daban crédito a esta selección Sub 17. Muchos dudaban de la capacidad, no sólo de los jugadores, también del “Potro” Gutiérrez como entrenador.

Hoy todo ha cambiado, esta joven selección nos ha demostrado que tiene los argumentos para llegar a donde quieren: Ser campeones.

Ha sido un largo camino. Una gira de 25 partidos, entrenamientos, viajes, concentraciones y descalabros. Nada de eso ha sido impedimento para que 23 jóvenes, que antes eran desconocidos, ahora estén a un paso de ser históricos. Héroes ya lo son, han demostrado tener una mentalidad ganadora a prueba de todo.

México ha ido paso a paso en este mundial. Cada paso ha sido firme. Históricamente, los equipos mexicanos son dubitativos y desconcertantes. La historia nos había tenido siempre en el “ya merito”, o peor en ese absurdo, burdo y ridículo “jugamos como nunca y perdimos como siempre”. Pero en esta selección no hay espacio para esa historia, tienen la mente y el corazón muy ocupados en su objetivo: Ganar el mundial.

Primero fue Corea, se ganó, aún con muchas dudas; le siguió Congo, en un partido donde tuvieron ventaja numérica en el campo batallaron para ganar, pero lo lograron. La siguiente prueba, contra Holanda, Campeón Sub 17 Europeo nos daría una medida para encontrar dónde estaba México futbolísticamente; Ganó, en un partido donde fue ampliamente superado, México salió con la victoria.

Ya clasificados, comenzaban los partidos de eliminación directa. Era vivir o morir para el equipo. Aun habiendo ganado sus tres partidos de ronda de grupo, se tenía muy poca fe en los chavos.

Panamá era el rival. Los goles llegaron en jugadas a balón parado. México fue un justo vencedor, pero ¿ya podíamos creer en este equipo?

Su siguiente rival fue Francia, en el juago que tuvieron de preparación frente a los “galos” ambos equipos empataron. Ahora, la historia fue distinta, México salió, con ese corazón que ha ido creciendo con cada partido y derroto a Francia 2-1.

Llegaban las semifinales, con ello los dos mejores equipos del Mundial. México se enfrentaba a Alemania. De nuevo la historia formaba una lápida en las espaldas de los futbolistas mexicanos. Se dice que: once contra once, siempre gana Alemania.

Los mexicanos salieron gallardos al ataque, jamás se achicaron ante el rival, ante la historia o ante sus propios miedos. Estuvieron en ventaja y luego, los alemanes, muy a su estilo, dieron la vuelta al partido.

Todos los amargos recuerdos frente a los alemanes volvieron a nosotros. Una vez más estábamos por decir “ya merito”. Todos esos recuerdos estaban en la mente de los mexicanos, excepto de 15.

Los 14 jugadores que enfrentaron a los alemanes, así como “El Potro”, no estaban dispuestos a rendirse. Fueron 14 guerreros y entre ellos un héroe. Julio Gómez salió lesionado con una aparatosa herida en la cabeza. Minutos después, con un vendaje gigantesco, regresó, aún no había concluido su misión.

En este momento todo México nos dimos cuenta. Esta selección tiene una mentalidad blindada, tiene un par de agallas que nunca se habían visto antes, tiene la mira puesta en un objetivo y no va a permitir que nadie los aparte de ello.

El hermoso y heroico gol, así como el triunfo, ya forma parte de las hazañas futbolísticas (pocas) que tiene nuestro balompié.

Hoy, toca enfrentarnos a Uruguay. Es el único rival que derrotó a México en su gira de preparación. Sin embargo, México hoy no es el mismo que fue vencido en aquel partido. Hoy México está por levantar su segunda Copa Mundial Sub 17, por ser el primer anfitrión en lograrlo.

Uruguay cuenta con la “garra” charrúa, pero México cuenta con la mentalidad, con el fútbol, con un mítico Estadio Azteca con más de 100 mil aficionados, con la altura de la Ciudad de México y la altura, quizá más importante, de sus sueños.

Hoy México juega para ganar, no hay espacio para la derrota. No tengo un marcador exacto, pero hoy México vivirá, por fin, el ver ganar a su equipo, además tendrá un sabor adicional, poder verlo en casa.

 

Comentarios

  1. Javi Entar dice:

    Siendo honestos nadie creía que se pudiera llegar más allá de los cuartos de final, pero los chavos con carácter han demostrado que tienen la capacidad no solo técnica sino también mental para sobreponerse a las situaciones difíciles que se pueden presentar en un partido, suerte a los chavos, el mérito es suyo y de su entrenador, a nosotros nos toca apoyar y esperar que den su mejor esfuerzo.