Selección Mexicana Sub-17: Se gano a base de esfuerzo, sudor y… sangre

El día de ayer se jugó el encuentro de semifinales del Mundial de Fútbol en la categoría de menores de 17 años, entre la Selección Mexicana y la Selección Alemana en en Territorio Santos Modelo, allá en Torreón Coahuila.

El marco no podía ser mejor, un estadio lleno, en donde el 98% de la afición apoyó en todo momento al representativo mexicano quienes no se presionaron ni por el ambiente ni por el rival que tenían enfrente.

Alemania había sido el mejor equipo durante todo el mundial, ya que, al igual que México llegaba con todos sus juegos ganados, pero a diferencia de México, siempre había goleado y su defensa era la número uno.

México también tenía lo suyo, llego como el segundo mejor equipo del torneo, en igualdad de circunstancias en cuanto a las victorias obtenidas durante este torneo, pero no teniendo una defensa tan solida como la alemana.

Empezando el juego y al igual que con Francia, durante los primeros minutos los mexicanos encontraron el gol y la esperanza verde florecía mas que nunca, pero Alemania es Alemania y después de un error de la defensa central, Yassil (impresionante delantero) se encarga de bajarnos de la nube y volvernos a ubicar en la realidad.

Así termina el primer tiempo, pero aún así la esperanza sigue intacta.

Arranca el segundo tiempo y México empieza a jugar mejor, a tocar la pelota de un lado a otro y obligando al rival a correr mucho, a desgastarse, pero en una descolgada de su mejor jugador Emre Can, se lleva a 4 Mexicanos y define de manera notable y los fantasmas empiezan a rondar el estadio.

Raúl Gutierrez, D.T. México

Pero esos fantasmas pertenecen a otras generaciones, a esta generación de chicos no, y lo demostraron. Después de diez minutos donde México no se hallaba y donde Raúl Gutierrez, Director Técnico de México realiza los tres cambios casi consecutivos y todos con miras a irse con todo por el empate, el equipo empieza a carburar de nuevo, a tocar de nuevo la pelota y los alemanes empiezan a ya no llegar a las pelotas.

En un tiro de esquina que Jorge Espericueta cobra de manera muy cerrada, techa al portero aleman y pega en el segundo poste y entra… ¿Gol?, si, si es gol!!! asi lo gritamos en la oficina y a brincar.

Julio Gómez

En esta jugada Julio Gómez choca con el defensa alemán y sufre una herida en la cabeza, una herida de esas escandalosas, sangre mucha sangre. Ya no hay cambios, así que como sea lo tienen que regresar a jugar.

Arranca de nuevo el encuentro y se respiraba en el ambiente que se podía ganar el encuentro, pero y ¿Gómez? ¿Ya regreso?. La toma de la televisión se va con este jugador y con tremendo vendaje en la cabeza regresa para hacer historia, porque este muchacho tenía una cita con la historia.

Pasan los minutos, Alemania ya no sale, se dedica a defender, era obvio que ya buscaban los penales pero México presiono, los ahogaba en su propio campo y de nuevo en la táctica fija, en un tiro de esquina que de nuevo cobra Espericueta, hay un cabezazo, esta solo Julio Gómez quien resuelve a la Hugo Sánchez, si con una chilena, que cruza toda la porteria y toca la base del poste y gol y de nuevo a gritarlo, a brincar, a saltar.

Julio Gómez, al momento del gol del triunfo México ganó porque estos muchachos tienen una gran mentalidad, no se dejaron llevar por esos fantasmas que después sirve de gran justificante en los fracasos.

Los niños mexicanos no conocen de esto, pero si conocen de sus capacidades y querían llegar a la tierra prometida, a esa tierra que todo joven quiere conocer, el estadio Azteca.

El domingo habrá un lleno total, ciento veinte mil almas apoyando con todo al equipo tricolor, quien enfrentará a un respetable equipo uruguayo quien derrotó y de manera categórica al siempre favorito Brasil.

México, México, México, hoy tenemos el derecho de volver a soñar, de volver a ver a un capitán mexicano levantar el trofeo de campeón del mundo, de ver a unos niños romperse el alma en cada pelota por el gusto de jugar, por el gusto de hacer los que les gusta, por el gusto de jugar fútbol.

Pues bien, México queremos las copa, México el domingo tenemos que ganar!!

Foto: Armando Marin/JAM MEDIA

Comentarios

  1. Conta,
    Excelente reseña del partido. Simplemente un post de 1er nivel. Sabes que te estimo demasiado, siempre diré que estaba esperando tu post. Sabía que escribirías una gran crónica. No tengo absolutamente nada que agregar solo felicitarte.
    Un abrazo, Conta!.

  2. EligioCorrea dice:

    Impresionante lo hecho por estos jóvenes pero cuando haces mención de que nos regresó a la realidad… pero la realidad ya es otra y estamos para ganrles a quien sea, no podemos seguir creyendo que los goles fantásticos nos los harán a nosotros, nosotros también tenemos con que eliminar con volteretas y jugando como siempre y GANANDO COMO siempre en el presente