Selección Mexicana Sub-17: Una semifinal de primer nivel

¿Qué podemos decir de esta semifinal disputada en el Territorio Santos Modelo? Se esperaba un partido de primer nivel entre ambas selecciones en base al desempeño que han tenido durante el mundial. Asimismo, una gran presión y expectativa hacia el “Potro” Gutiérrez y sus pupilos que respondieron de la mejor manera posible ante la adversidad al inicio del segundo tiempo.

México sorprendió a los jugadores germanos al minuto tres del encuentro cuando en una jugada que comienza desde la parte de atrás, se van hilando los pases hasta que el esférico llega a pies de Arturo González, quien manda un centro al corazón del área, lugar donde Julio Gómez se suspende en el aire y alcanza a conectar el esférico con el hombro a contrapié del arquero alemán para clavarlo en las redes.

Samed Yasil fue el hombre más peligroso de Alemania con su gran velocidad, destreza con el balón y manejo de su área, situación que se vio reflejada al minuto 10 tras una desatención de Briseño, logra arrebatarle el esférico al capitán de México logrando disparar en los linderos del área grande a contrapié de Richard Sánchez para que se lograra el empate de la selección germana.

En el resto del primer tiempo, el conjunto tricolor logro pocas llegadas que no se pudieron concretar para anotar el gol de la ventaja, además de la gran presión que ejerció Alemania que provocó que los once jugadores mexicanos estuvieran dentro de su territorio.

Al comienzo del segundo tiempo, el Tri mantuvo la posesión del esférico que tuvo como consecuencia el total manejo del partido, sin embargo, Emre Can aprovecha un balón perdido en ¾ de cancha, punto donde el capitán alemán salió a velocidad quitándose a tres jugadores mexicanos y tras la tardía salia de Sánchez a cerrar el espacio, puntea el esférico y mete el segundo gol al minuto 60.

En el mejor momento de México – en el segundo tiempo – Alemania se ponía adelante en el marcador y no se veía por donde los jóvenes mexicanos podrían empatar el juego, por ende, el “Potro” Gutiérrez saco a González, Escamilla y Bueno para meter a Casillas, Tostado y Gracia para refresco y obtener el empate lo más rápido posible.

Al minuto 76, Jorge Espericueta cobra un tiro de esquina muy cerrado que iba a segundo poste y para sorpresa de todos fue un gol olímpico que provocó que volvieran las ganar y el sueño de ganar el partido. Lo grave fue que Julio Gómez tuvo un fuerte choque con un jugador alemán que hizo que le sangrara la cabeza de sobremanera, sin embargo, salió del campo en camilla pero volvió al terreno de juego con un vendaje en la cabeza para seguir en la batalla por el pase a al final.

En los últimos minutos del encuentro parecía que se iba a definir en tiros penales, aunque en un tiro de esquina para México cambio la historia debido a que tras ser cobrado y mandado a segundo poste, Julio Gómez se suspende en el aire, prende el esférico con una gran chilena y manda el balón a las redes. Gol que le dio la victoria y pase a la final a al conjunto tricolor al minuto 89.

(Foto: Alfredo Lopez/JAM MEDIA)

Comentarios

  1. EligioCorrea dice:

    No siempre que juegan dos equipos de primerísimo nivel se traba en medio campo con un partido tan aburrido.Eso se descartó hoy