Mexicanos en el Extranjero : Javier Hernández, La diferencia entre ser o estar

Hablar de Javier “Chicharito” Hernández es quizá hablar de uno de los mexicanos más llamativos de los últimos 3 años en nuestro futbol mexicano.

Su estancia en Chivas de Guadalajara, su paso rápido a la Selección Mexicana y su traspaso al Manchester United fueron tres pasos que han llevado al casaca #14 a ser hoy la máxima figura del balompie nacional, dejando de lado a personajes como Guillermo Ochoa, Rafael Márquez, Andrés Guardado, Giovanni Dos Santos y Carlos Vela entre otros.

Pero ¿Qué tiene el ahora delantero de los “Red Devils” que no tengan los demás?

Nos queda claro que el ofensivo mexicano no es un genio con la pelota. Le he visto pocos dribles dentro del área y la mayoría de sus goles parten de un ingenio de sus compañeros de equipo, para que él simplemente se coma “la cereza del pastel”.

Lo realmente relevante aqui es que “Chicharito” casualmente siempre está un paso adelante de que los defensas rivales.

No es casualidad que un balón que iba para tiro de esquina entre al arco rival porque Javier haya “simplemente metido la pierna”, o que un centro razo al área le haya pegado en la boca a Hernández para que ingrese a la portería del contrario.

Esto señores tiene una definición y se llama oportunismo , y al que le quede duda simplemente vaya a ver los goles que ha metido tanto con México como con el cuadro de Manchester United para que logre entender este concepto.

La queja general de la afición mexicana en muchos partidos de la liga local es que regularmente los delanteros nacionales no logran meterla o no estan “en el lugar indicado”, cosa que Javier Hernández ha sabido capitalizar y lo ha tomado como un handicap a su favor.

Me queda claro que nunca llegará a ser un Cristiano Ronaldo y que jamás podrá ser comparado con Lionel Messi, sin embargo Javier le ha entregado a nuestro país algo que ningún otro delantero reciente le ha ofrecido. La oportunidad de demostrar al mundo que si se puede y que si se quiere se logrará, de una manera u otra.

Hay que reconocer que de un día  para otro la magia que hoy porta “Chicharito” podrá desaparecer, pero a su favor tiene muchos otros recursos que ha sabido aprovechar para tener la fama que hoy carga en su espalda.

El hecho de ser un chico serio, con perfil bajo, bien portado, sin escándalos, con metas firmes en su mente y con valores bien implantados en su casa lo pueden llevar a dimensiones que quizá pensábamos imposibles de alcanzar.

Dios quiera que Javier siga con los pies plantados en la tierra y continue sacando provecho de lo que hoy podemos llamarle “suerte”, que esperemos que sea una “magia permanente”.

Comentarios

  1. artgon dice:

    De acuerdo con la mayoría de lo que escribiste. Chicharito no es nada del otro mundo pero simple y sencillamente es el mejor DELANTERO mexicano en la actualidad…