Especial Barras Bravas del Fútbol Mexicano: La 51

Sabemos que el fútbol mueve todo tipo de sentimientos. En muchos países es considerado algo más que un deporte y para muchos un estilo de vida. Las barras bravas son agrupaciones que se formaron ya hace algunos años, siendo los “Hooligans” en Inglaterra y los “Ultras” en diferentes partes de Europa los más reconocidos. Pero bueno, creo que ya existe suficiente información respecto a estos movimientos y yo me enfocaré en analizar a cada una de las barras bravas más fuertes dentro del Fútbol Mexicano. Empezaremos esta nueva sección con la barra 51, grupo de animación del Club Atlas de Guadalajara.

Es curioso el nombre de este grupo: la 51. Le pusieron así para recordar el último año en que su equipo pudo coronarse campeón. Esta barra es una de las más grandes del Fútbol Mexicano en cuanto a cantidad de seguidores. Puede que el Estadio Jalisco luzca vacío cada 15 días, pero siempre habrá una gran cantidad de personas en la barra 51 saltando y alentando sin parar.

Son dirigidos aún por parte de la “vieja guardia” (Término que se utiliza para llamar a los fundadores del grupo) que inició este movimiento allá por 1998. Su influencia principal vino de la barra “los borrachos del tablón” del equipo argentino River Plate

Gran parte de sus cánticos son dirigidos hacía su eterno rival: Las Chivas. Es tanto el odio que se tienen estas barras que hasta tienen bien delimitados sus territorios. Dicen que caminar con la camiseta de Chivas por Fidel Velázquez cuando Atlas es local es sinónimo de que terminarás en el hospital.

En fin, la 51 es fiel a sus colores rojo y negro. También asisten en gran número cuando su equipo juega de visitante. Es considerada una barra de peligro en los estadios; sin embargo, generalmente sólo se escucha de sus actos violentos cuando juegan en contra de Chivas.

La directiva ha mantenido una buena relación con este grupo. Es lógico que siempre las barras busquen beneficios por parte de ésta. No puedo asegurarles si algunos de sus integrantes reciban algún sueldo, pero lo que si reciben es boletos gratis para entrar al estadio. Tal vez no para todos los integrantes, aunque si tienen beneficios, ¿Y qué directiva no se los daría?, si han sido tan fieles a pesar de malas campañas y años sin poder festejar la máxima gloria con un campeonato.

¿Tienen peso en el accionar del equipo? Claro que sí. Por poner un ejemplo hace algunas semanas los grupos de animación del Atlas acudieron al entrenamiento del equipo para protestar por los malos resultados. Fueron tan duros los cánticos y gritos en contra de los jugadores que tuvo que salir Daniel Osorno, símbolo atlista, para calmar a los seguidores que se encontraban eufóricos. Para el próximo partido Atlas ganaría su primer partido del torneo. No obstante, en un hecho insólito, la barra 51 entró al Estadio Jalisco cuando Atlas anotó el primer gol. Obviamente en forma de protesta.

También, hace algunos días se suscitó uno de los hechos violentos de esta barra. Fue nada más y nada menos que en el partido entre Atlas y Chivas. Existen diferentes historias sobre lo que pasó aquel día. Hay quien dice que dos de los miembros más fuertes de ambas barras terminaron arrestados y en la misma celda. Como siempre, existirán versiones por ambos bandos, unos dicen que el barrista de Chivas no quiso pelear cuando estaban de frente y viceversa.

Lo que si se supo es que, al final del encuentro y cuando los jugadores partían a sus respectivos hogares, Marco Fabián, jugador del rebaño, fue reconocido por integrantes de la barra 51 y pasó un mal rato. Los barristas atacaron su auto y el jugador tuvo que refugiarse en una escuela aledaña al estadio para que la seguridad pudiera llegar a rescatarlo.

Esto para las barras bravas es un triunfo enorme. Es ganar una batalla al igual que quitarle trapos a otra barra en una pelea y mostrarlas cuando tu equipo juega de visita. Hay muchas formas de “humillar” a otro grupo. Les dejo un video muy interesante sobre esta barra:

http://www.youtube.com/watch?v=4pf-iRf_jQU

Pues esto fue un poco de la barra 51. Fiel a sus colores, numerosa, ruidosa y en momentos violenta. Para finalizar, quiero aclarar que no estoy de acuerdo con este tipo de violencia y menos en un estadio de fútbol, pero me pareció un buen tema para el blog.

Vía| barrasmex| bebo.com

Foto| Barrabrava.net

Comentarios

  1. Lamentablemente, las barras son parte del proceso de pérdida de identidad que tenemos en el país. Una lástima que hayamos dejado las típicas porras de antaño qe se pusieron de moda del 70 al 86 para caer en las barras y cantos estilo sudamericano.

    Excelente post acerca de la importancia de esta barra en Guadalajara, pero que tal la panza brava… digo La Perra Brava de Toluca

  2. migloranca dice:

    ME PERMITO OPINAR, QUE LO QUE DEBERIAMOS DE ADOPTAR DE LOS PAISES SUDAMERICANOS, ES EL TRABAJO EN FUERZAS FISICAS, COSAS PARA MEJORAR EL NIVEL FUTBOLISTICO DE MEXICO, MAS NO PAYASADAS Y LAS CUALES COMO TODO ESTAN DETRAS LOS CLUBES Y SUS DIRIGENTES QUE APOYA A CIEGAS A ESTOS GRUPOS BANDALICOS, PERO EN FIN VAMOS DE MAL EN PEOR EN NUESTRO FUTBOL.

    PARA PORRAS AUN FAMILIARES CREO QUE DE LAS POCAS SON LAS DEL AZUL Y NECAXA.

    SALUDOS Y BUEN POST.