México 1-2 Ecuador : Porque la afición también castiga

Al principio de esta semana la expectativa giraba entorno a la Selección Mexicana y su presentación ante la gente de Guadalajara en el duelo ante Ecuador, pero quizá pocos se imaginaron que el tema en los 90 minutos sería la poca asistencia en el Estadio Omnilife, lo que al final fue lo más mencionado.

Muchos se preguntaba si era la manera en llegar al Estadio o los altos precios que se pagaron para ver el duelo de este sábado, sin embargo llegué a la conclusión de que fue por culpa de anteriores actuaciones de nuestro combinado nacional lo que al final repercutió en taquilla y se reflejó en los televisores de todo el país.

Pasando al terreno de juego no hay gran cosa que comentar. Efraín Flores en su primer duelo como seleccionado nacional simplemente probó algo que hoy no le dio resultado. Si le sumamos el gol tempranero de Christian Benítez y las fallas garrafales de la defensa mexicana tenemos como resultado un partido de un solo lado que solo se balanceo con un gol de “Chicharito” Hernández, quien intentó centrar al área y contó con la suerte de que un defensa ecuatoriano incrustara en propia área.

Para la segunda parte el tenor del encuentro era diferente, incluso se notó una mejoría del cuadro mexicano, pero Javier Jaime Ayoví puso las cosas claras y al final de cuentas el resultado terminó por ser justo. 2-1 en favor de Ecuador y la molestia del poco publico que había en el Omnilife se hizo presente.

Una derrota inesperada se hizo presente el día de hoy y ahora a pensar en Colombia, quizá ante un  estadio más lleno como lo puede ser el Universitario.

Ojalá que el espectáculo que se muestra el próximo martes sea diferente, con más compromiso y sobre todo demostrado que no se viene simplemente a cumplir sino a darle un poco de lo mucho que da la afición mexicana.

Foto | Mediotiempo

Comentarios

  1. Leandro Burgay dice:

    Desgraciadamente nos tocó perder y no supimos aprovechar la localía. Ecuador supo jugar y nos mató claramente con goles de Benítez, que demostró el por qué es el actual romperredes del torneo mexicano, y de JAIME AYOVÍ (no Javier). Y Luis Armando Checa (Autogol a tiro de Hernández) 40’, para México por lo que no fue anotación del Chicharito, fue un tanto en meta propia de Ecuador. En conclusión, fueron 3 goles de manufactura sudamericana.
    Ahora a pensar contra Colombia, con quien se tiene una racha de varios partidos sin ganarles y si se pretende romper la jetatura, debemos ser mucho mejores que lo que se vio en este partido.